Evite las estafas de eliminación de deudas

Usted ha escuchado las publicidades en la radio y las ha visto en la televisión: "¡Elimine su deuda de tarjeta de crédito ahora!" Aunque muchas empresas alegan que pueden eliminar su deuda, la realidad es que, en general, estas ofertas llevan a los consumidores a enfrentar mayores problemas económicos, límites de crédito destruidos e, incluso, problemas legales.

Ésta es la razón por la que es tan importante estar al tanto de las estafas de eliminación de deudas, para poder evitar transformarse en una víctima. Recuerde que nadie puede eliminar una obligación de pago de una deuda simplemente pagando un pequeño cargo. Si suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente así sea.

Las estafas

Existen varios artilugios ilegales que alegan que pueden eliminar la obligación de un consumidor de pagar una hipoteca, tarjeta de crédito, préstamo a estudiantes u otra deuda mediante documentos especialmente preparados. Los organizadores de estos artilugios preparan documentos falsos sobre la base de la deuda del consumidor y los presentan ante los bancos, compañía hipotecaria, compañía financiera y otras instituciones de préstamo del consumidor, en un intento por saldar la deuda.

Documentos falsos.

Generalmente, los documentos falsos cuestionan la autenticidad de obligaciones financieras y citan reclamaciones falsas acerca del Sistema de la Reserva Federal, la moneda de los EE. UU. u otros programas gubernamentales federales o estatales como justificación legal para el programa de eliminación de deudas.

Por ejemplo, algunos documentos específicamente hacen referencia a la eliminación de deudas a través del uso de un procedimiento "aprobado por la Reserva Federal". Esta estafa le solicita al consumidor un cargo inicial que, generalmente, va desde varios cientos de dólares hasta varios miles de dólares. A cambio, la compañía encargada de la eliminación de deudas promete ciertas medidas para lograr que los acreedores condonen la deuda de un consumidor o la reduzcan significativamente. Los documentos utilizados por los autores son completamente falsos y todas las responsabilidades financieras del consumidor permanecen intactas.

Notablemente, la Reserva Federal no está involucrada en ningún programa cuyo objetivo sea eliminar las obligaciones de deuda de consumidores. Por lo tanto, los programas de eliminación de deuda que alegan contar con la aprobación de la Reserva Federal y lograr saldar deudas legítimas a través de la presentación de documentos sospechosos son completamente falsos.

Presentación fraudulenta.

Los profesionales de la estafa les envían a los consumidores un paquete de formularios, incluida una página de la Oficina de la Contraloría de la Moneda (OCC). Lo único que desean los profesionales de la estafa es que los consumidores firmen esta página. Luego, completan el resto de los formularios y presentan los papeles de manera fraudulenta ante la OCC, luego de cobrarles cientos y, a veces, miles de dólares a los consumidores.

Arbitraje falso.

Los profesionales de la estafa emiten un laudo arbitral falso de un árbitro no autorizado según el acuerdo de deuda. También es falso el hecho de que tres o más personas puedan fundar compañías de arbitraje individuales, crear un laudo arbitral para una fracción de la deuda, hacer que las otras dos compañías certifiquen el laudo, y entregar el laudo y el pago al acreedor para saldar completamente la deuda.

Cuentas de fideicomiso inexistentes.

Un consumidor podría ser engañado por el uso de una "cuenta de fideicomiso" inexistente, supuestamente a nombre de esa persona en el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos u otro ámbito del gobierno federal.

Reclamaciones falsas sobre la legalidad de un contrato.

Otra estafa implica una notificación enviada al acreedor en la que se especifica que el contrato o la nota son ilegales y, por lo tanto, el prestatario no tiene que pagar la deuda e, incluso, puede tener derecho a recibir una indemnización por pérdidas.

Información inexacta o distorsionada.

La OCC informa sobre otros artilugios en donde se realiza una estafa utilizando información inexacta o distorsionada sobre las leyes y normas que regulan las deudas. No permita que los profesionales de estafas de eliminación de deudas le digan que el empréstito es un delito, que los bancos y otros acreedores no tienen autoridad para prestar dinero o emitir créditos, o que se pueden utilizar leyes o información secreta para eliminar deudas.

Cómo evitar ser una víctima

Antes de completar una transacción comercial, comuníquese con la Cámara de Comercio, la Agencia de Buenas Prácticas Empresariales o la Oficina de Asuntos del Consumidor del condado o el estado en el área donde se encuentra la compañía, para obtener información sobre ésta.

A continuación le brindamos algunos vínculos de utilidad:

¿Ha sido víctima de una estafa?

Debe poner la información que posea acerca de las estafas de eliminación de deudas en conocimiento de los organismos locales o federales correspondientes encargados del cumplimiento de la ley

Si el artilugio fraudulento se presentó a través de Internet o correo electrónico, comuníquese con el Centro de Denuncias de Delitos en Internet (IC3) para presentar un reclamo. IC3 es una sociedad entre la Agencia Federal de Investigación, el Centro Nacional contra Delitos Financieros y la Agencia de Asistencia Judicial.

Si recibió una propuesta de estafa a través del Servicio de Correo de EE. UU., presente un reclamo ante el Servicio de Inspección del Correo de los EE. UU.
Teléfono: (888) 877-7644
Dirección postal: Inspection Service Support Group, 222 S. Riverside Plaza, Suite 1250, Chicago, IL 60606-6100
O bien, haga clic aquí para presentar un reclamo en línea.

Volver a Consejos para administrar las finanzas

Find us on FacebookFind us on Twitter

©2017 ACA International. Todos los derechos reservados.